Saltar al contenido

7 señales de Síndrome de Ovario Poliquístico que simplemente no puedes ignorar

Loading...

La principal preocupación son las consecuencias porque además de generar cambios en el organismo, también podría implicar la imposibilidad de tener hijos y supone una disminución en la calidad de vida.

Los síntomas son bastante irregulares y, por lo general, varían de mujer a mujer; sin embargo, en la mayoría de los casos se presentan algunos que son bastante comunes y que permiten alertarse de forma temprana.

1. Crecimiento anormal de vello

Loading...

El hirsutismo o exceso de vello corporal es un trastorno que fuerza a las mujeres a someterse constantemente a diversos métodos de depilación. Aunque es normal que crezcan pelitos en diversas partes del cuerpo, no es común que crezca grueso y de forma excesiva, hasta el punto de parecer vello masculino.

2. Periodo irregular

3. Caída de cabello

La alopecia o pérdida excesiva del cabello es uno de los signos más preocupantes para todas las mujeres. Aunque está claro que se puede originar por muchas razones, no está de más considerar esta posibilidad, ya que los cambios hormonales que genera afectan de forma directa la salud capilar.

4. Acné

El acné es un síntoma muy común que se puede presentar en diferentes grados de gravedad. Es muy difícil de tratar y afecta de forma directa la autoestima de quienes lo sufren. Este trastorno cutáneo es el resultado de una producción excesiva de testosterona, hormona que solo debería segregarse de una forma moderada.

5. Dificultad para quedar embarazada

Algunas mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen un útero normal y óvulos saludables. No obstante, en otras puede ser que disminuya la ovulación, lo que podría implicar graves problemas para quedar embarazadas. La buena noticia es que ahora hay varios tratamientos que pueden inducir una ovulación normal y el mejoramiento de la fertilidad.

6. Sentir ansiedad y depresión (o insomnio)

Es el efecto psicológico.

7. Oscurecimiento de la piel

Referencial

Muchas de las adolescentes que padecen este problema en sus ovarios tienen niveles elevados de insulina en la sangre, lo que conduce al desarrollo de manchas oscuras en áreas visibles como:

  • El cuello.
  • Las axilas.
  • El rostro.
  • Las manos.
  • El área superior interna de los muslos.

Si todos estos síntomas te están preocupando, lo mejor es pedir un chequeo médico lo antes posible, en especial si hay casos de antecedentes familiares.

Loading...