Saltar al contenido

Seis cosas más vergonzosas que te pasarán la primera vez que tengas un orgasmo

Loading...

¿Estás emocionada y nerviosa en tu primera vez? No queremos asustarte, sólo prepararte para evitar que la situación se salga de control. ¡Pon mucha atención!

1. Puedes orinarte por accidente
Cuando se estimula esta parte muchas veces se pierde el control de los impulsos del cuerpo, específicamente de los esfínteres (músculos que permiten el paso de sustancias o desechos del organismo) que regulan las ganas de ir al baño. Así que no es poco común que después del örgasmö se relajen de más y salga un poco de orina.

2. “Squirting”
Así se le denomina popularmente a la eyaculación femenina. Si el orgasmo es muy intenso y las sensaciones muy fuertes, una chica puede llegar a este punto. Pero aunque es muy placentero, el resultado es un chorro de líquido que sale de la vagina, y las cosas pueden ponerse un poco pegajosas, y resbaladizas. Quizás te resulte un poco sorpresiva y vergonzosa, pero hará el encuentro más apasionado, y tal vez quieras repetirla.

3. Limpiar puede ser un dolor de cabeza
Así es, limpiar el líquido que sale después de la eyaculaciön femenina puede resultar muy complicado, pues se mojan sábanas, colchón y todo alrededor. Quizá para prevenir quieran usar algunas toallas o sábanas que estén dispuestos a arruinar… sólo por si las dudas.

4. Te sientes pegajosa
Después del örgasmö sus partes quedan un poco pegajosas, ya que aunque no haya eyaculaciön femenina, sale mucho líquido lubricante. Esto, junto con el del cöndón, el sudor y todos los fluidos, vuelven el cl!max un momento pl@centero, pero en cuanto acaba, la realidad es un poco asquerosa.

5. Necesitarás una ducha
¡Y sí! Vas a necesitar bañarte y lavar tus partes !ntimas, porque de lo contrario podrías contraer alguna infección y oler muy mal. Lo peor es cuando en el lugar no hay regadera… porque, créeme, te sentirás muy sucia y te dará hasta vergüenza salir de ahí con tu chico.

6. Harás gestos y caras extrañas
La típica “cara de orgasmo” no es como la muestran en las películas para adultos, en que la chica luce muy sensual y complacida. La verdad es que se pierde el control de muchas cosas, incluyendo los gestos. Así que tal vez en lugar de verte como una sensual modelo termines viéndote como un espíritu poseído. ¡Pero tranquila! Los hombres también hacen caras graciosas.

Loading...