Saltar al contenido

Ser soltera podría matarte más rápido que la obesidad, según un estudios

El ser humano, por naturaleza, es sociable, y para muchos, tener pareja es fundamental. No obstante, hay personas que por ciertas circunstancias de la vida, no consiguen a la persona indicada. Esto puede generar cierta ansiedad y temor de nunca poder hallar pareja y estar solo por el resto de la vida.

Sin embargo, hay quienes afirman que la soltería es lo mejor, ya que tienen el espacio y el tiempo que necesitan para dedicarse a lo que aman. Muchos, de hecho, señalan que con una pareja, se crean muchos límites.

Sea como sea, en esta ocasión estamos para hablar sobre un reciente estudio que realizaron unos investigadores de Estados Unidos. Dicho estudio sugiere que la soltería podría matar a las personas más rápido que la propia obesidad.

Las personas solitarias tienen mayor riesgo de muerte que las personas obesas

De acuerdo al estudio de 218 casos, se pudo determinar que la soledad en las personas aumenta el riesgo de muerte, incluso más que la obesidad. Así lo informó The Huffington Post, en donde señaló que la soledad aumentaba en un 50% el riesgo de muerte. Por su parte, la obesidad presentaba tan sólo un 30%.

La Dra. Julianne Holt-Lunstad, psicóloga y profesora de la Universidad Brigham Young, señaló que el ser humano tiene la necesidad de estar conectado con otros seres humanos. La interacción social es fundamental para la salud psicológica de las personas, así como para la supervivencia.

Tanto así que, en los casos extremos en los que los bebés no tienen contacto con humanos, pueden fallecer. Y es que desde tiempos remotos, e incluso en la actualidad, el aislamiento y confinamiento se utiliza como castigo.

¿Por qué la soledad aumenta el riesgo de muerte?

Según el Dr. Dhruv Khullar, un médico e investigador del Weill Cornell Medicine, las personas solitarias o que se encuentran aisladas desarrollan trastornos del sueño. Además de esto, es probable que comience a deteriorarse de manera acelerada su capacidad cognitiva. También puede darse el caso de desarrollar respuestas inmunes anormales.

Por otra parte, otro estudio determinó que la soledad podría estar también asociada al desarrollo del Alzheimer. Esta es una de las mayores causas de muertes en el mundo. Por lo tanto, la soledad está relacionada de alguna forma con el deterioro cognitivo y la demencia.

Sin embargo, hay otro factor que puede ser aún más fuerte en cuanto al deterioro cognitivo, ese es la depresión. Las personas aisladas pueden llegar a desarrollar depresión al no tener contacto social con otras personas.

Tanto la depresión, como la depresión leve, tienen una relación bastante cercana con la discapacidad cognitiva, la demencia y demás. Es importante que esta información se tome en cuenta, ya que los casos de aislamiento y depresión han ido en aumento en los últimos años.

La importancia de socializar y buscar ayuda

El aislamiento y la depresión podrían convertirse en una epidemia, por lo que es necesario que la población tome conciencia respecto al tema. El ser humano, como ya se mencionó antes, es sociable por naturaleza, y de hecho, esto es una necesidad.

Somos seres racionales, por lo que podemos comunicarnos. En muchas ocasiones, el ser humano necesita comunicar sus sentimientos a otros, en especial para desahogarse. Esto permite que reciba respuestas empáticas por parte de otros y reciba apoyo.

Si una persona no se relaciona con otros, podría caer en una profunda depresión. Esto se traduce en una apatía por la vida y una gran desmotivación. Es por ello que las familias y amigos deben estar atentos, y ante cualquier irregularidad, ofrecer su apoyo incondicional.

Lo mejor en estos casos es acudir a un especialista lo más pronto posible. De esta manera, se puede comenzar un tratamiento temprano y disminuir el riesgo de complicaciones.

error: ¡El contenido está protegido!